Detalles en Español

Renta

Cuando necesite ayuda para evitar perder su vivienda, St. Vincent de Paul puede estar allí cuando nadie más lo esté. Parte de nuestra misión es evitar que las personas pierdan su vivienda en tiempos de problemas.

  

Las políticas de los capítulos locales de St. Vincent de Paul afectan las cantidades de ayuda que pueden estar disponibles. En general, los obsequios oscilan entre $200 y $400 para asistencia con el alquiler.

  

Los montos también dependen de la disponibilidad de fondos y otros factores al momento de la solicitud. En raras ocasiones, hay montos disponibles que superan los $500. La mayoría de los capítulos no ayudan más de una vez cada 12 meses.

  

Cuando St. Vincent de Paul solo puede pagar una parte de su alquiler, es posible que deba demostrar que tiene el resto de los fondos necesarios antes de que St. Vincent de Paul pague su ayuda. En ese caso, St. Vincent de Paul necesitará ver una corroboración independiente de esa prueba antes de emitir su cheque o hacer una promesa a su arrendador.

  

No es inusual que a un solicitante se le niegue la asistencia. Las razones comunes son:

  • Falta de un contrato de alquiler por escrito;

  • El nombre del cliente no está en el contrato de arrendamiento;

  • El propietario no es el dueño de la propiedad y no tiene evidencia escrita de autorización para cobrar el alquiler en nombre del propietario;

  • Negativa o incapacidad del propietario o administrador de la propiedad para verificar la información;

  • No pasó suficiente tiempo desde la asistencia de alquiler anterior del cliente;

  • Incapacidad del cliente para presentar:

    • Comprobante de pago de la parte del saldo restante del cliente;

    • Prueba de identidad;

    • Nombre e información de contacto completa del arrendador.

  

St. Vincent de Paul no paga el alquiler en efectivo y no paga fondos directamente al cliente. Todos los montos se pagan solo con cheque y siempre se pagan directamente al administrador o propietario legalmente autorizado.